Ad image

Cuatro médicos de Ayacucho serán juzgados por la muerte de una embarazada

Mauricio
Mauricio
4 Minutos de lectura

En el marco de un juicio oral a que debía comenzar hoy en el Juzgado en lo Correccional 2 de Dolores, cuatro médicos de Ayacucho serán juzgados por su presunta responsabilidad en la muerte de una embarazada, a partir de hechos sucedidos en el hospital de esa localidad en noviembre de 2013.

Según la elevación a juicio se encuentran imputados cuatro médicos, dos cirujanos y dos obstetras, mientras que la acusación que sostendría el Fiscal Dr. Mario Pérez según el expediente sería, que entre el 7 y el 17 de noviembre de 2013 un médico que cumplía función de cirujano en el Hospital Municipal Dr. Pedro Solanet de Ayacucho, luego de revisar y controlar a una paciente de 24 años de edad que se hallaba embarazada, y quien había sido internada y el reinternada en al menos dos oportunidades, omitió realizar el diagnóstico y el tratamiento adecuado y oportuno, retardando la terapéutica adecuada ante la posibilidad de un proceso previsible en pacientes con la segunda mitad del embarazo en curso, omisiones que influyeron en el desenlace fatal de la paciente y el niño por nacer. Que en ese mismo contexto y si haberse realizados los estudios necesarios se ordenó el alta médica de la paciente, no habiéndose convocando en tiempo oportuno el auxilio de otros profesionales de la salud idóneos y necesarios para el cuadro que aquella presentaba, violando de esta manera el deber de cuidado que imponen las reglas que rigen el arte de la profesión médica.

En ese marco de internación y altas habrían intervenido los restantes profesionales médicos, destacando la elevación a juicio, que la joven había sido derivada al Hospital Materno Infantil de Mar del Plata con un cuadro de shock séptico secundario peritonitis apendicular, donde falleció en la madrugada del 18 de noviembre de ese año.

Este Diario tuvo oportunidad de hablar con el abogado que representa al Particular Damnificado, el Dr. Carlos Angeleri, quien nos decía que “no solo las pruebas complican y mucho a los profesionales, sino que la responsabilidad surge de la propia declaración de las médicas, que reconocen que la paciente no recibió la atención debida”.

Destacó también el letrado por su importancia las conclusiones del dictamen pericial, señalando que “el retraso en el diagnóstico y el tratamiento oportuno, influyeron desfavorablemente en el pronóstico para la madre y el feto».

El meollo de la imputación de las acciones culposas de los imputados según el abogado, radicará en que existió de parte de los médicos la posibilidad de adoptar una conducta distinta, la que habría evitado o al menos disminuido el resultado lesivo, la muerte de la paciente.

Por último sostuvo, que consideraba que existían elementos de convicción suficientes para sostener la autoría responsable de los imputados en el hecho endilgado.

Cabe destacar que el mismo debió postergarse por enfermedad de un abogado.

Compartir Articulo
Deja un comentario
error: Si desea compartir esta nota utilice los íconos que aparecen en la página. Muchas Gracias. Copyright © www.compromisodiario.com.ar
X