Ad image

Nora Cortiñas estuvo en Dolores

Mauricio
Mauricio
5 Minutos de lectura

La reconocida Madre de Plaza de Mayo, de la Línea Fundadora, de 91 años, brindó una Charla Abierta sobre el terrorismo de estado y las consecuencias en nuestra región. Fue en el Salón de Actos de la Escuela Normal. Participaron alumnos, integrantes de gremios e instituciones y público en general. También estuvo el periodista y abogado Pablo Llonto, quien habló sobre la actuación del ex juez dolorense Facio.

El lugar estuvo completamente lleno. La expectativa de jóvenes y adultos por recibir y escuchar a una luchadora incansable y un símbolo de la lucha por la identidad como Nora Cortiñas, se vio recompensada. Firme y precisa, con ternura y mucha memoria, y también con humor para dirigirse a los jóvenes, Nora hablo una hora y respondió todas las preguntas que le hicieron.

Forma parte de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Su lucha comenzó como el resto de sus compañeras, para conocer el paradero de sus hijos. Su hijo desapareció en 1977.

Durante su visita de ayer a Dolores – la segunda. La anterior fue durante la dictadura – recibió también de manos del Secretario del Juzgado Federal, la copia del Habeas Corpus de la primera vez que vino a nuestra ciudad en plena dictadura, a fines de los 70’, que esta como prueba en el Expediente de la indagatoria donde lo citan al ex juez Facio.

Algunas de las frases que dejo:

“Estoy muy contenta de haber venido, no es la primera vez, a Dolores vine con un dolor muy grande con un grupo de madres a ver si el juez que estaba de turno podía identificar los cuerpos que habían aparecido en La Costa. Muy agradecida a la escuela, autoridades y a todas ustedes chicas y chicos por este recibimiento, me han emocionada. Espero que hagan las preguntas que quieran hacerme. Me hacen acordar a nuestros hijos e hijas, tenemos una juventud hermosa.

(…) Nos sentimos rejuvenecidas en contacto con la juventud. Es un gusto. Las Madres sentimos en ustedes como un motorcito que nos da vitalidad para seguir adelante. Todas las Madres tenemos más de 90 años, y empezamos a salir a la calle a reclamar antes de los 50 años. Esperamos todavía que se abran archivos. ¿Por qué querer proteger personajes que participaron en el terrorismo de estado, esa historia tan siniestra que vivimos acá en Argentina? La desaparición forzada de personas es el crimen de crímenes, ellos sabían a donde llevaban a sus víctimas. La persona que no sintió nada cuando vivimos esos años, que dijeron “a mí no me tocaron, no me perjudicaron”, son de esa ideología que hoy está al salto para molestar la democracia, no les gusta vivir en democracia. Todos transitamos esos años en peligro, quiero incluir a los presos políticos, a los exiliados. Todos vivimos ese golpe terrible, luchamos mucho para salir adelante, y ahora queremos defender con uñas y dientes la Democracia, porque es el mejor sistema que hay para vivir en paz. Y no la paz de los cementerios.

(…) Todavía tenemos que caminar mucho. Vamos a las comunidades aborígenes, tan abandonadas del estado, que son tan pobres. Vamos a conversar con ellas y ellos, de las distintas comunidades. Ellos luchan tanto. Todos los días los desplazan de sus tierras ancestrales, a punta de arma a correrlos de su lugar, y nos llaman como organismos para que ayudemos a que sean respetados.

(…) En nuestras casas había mucho miedo de que no volviéramos, preocupados por si desaparecía algunas de nosotras. Los padres cumplieron su rol de protección. Y también no queríamos que nos acompañaran nuestros hermanos porque teníamos miedo de que se los llevaran. Fue una lucha desigual y dolorosa. No era la valentía de gladiadores, éramos madres que íbamos a buscar a nuestros hijos, y que todavía lo hacemos. Por eso queremos que se abran los archivos, y vamos a lograrlo, no hay misterio para toda la vida”.

Compartir Articulo
Deja un comentario
error: Si desea compartir esta nota utilice los íconos que aparecen en la página. Muchas Gracias. Copyright © www.compromisodiario.com.ar
X