Ad image

Novedades de Policía

Federico Sabalette
Federico Sabalette
4 Minutos de lectura

La casa non santa establecida en el barrio de la Estación fue teatro anoche de un crimen, cuyos detalles nos suministra la policía en la forma que se leerá a continuación:

La circunstancia de ser un día festivo había congregado en la preindicada casa a unas 30 o 40 personas.

Periódicamente y principalmente en los días feriados se le concede licencia para bailar hasta la una de la madrugada.

Serian aproximadamente las once. Un grupo de la concurrencia danzaba en el salón destinado a tal objeto. En una de las piezas interiores departían cuatro amigos con otro número igual de pensionistas.

Por reiteradas ocasiones, uno de ellos, Juan Turconi, mayoral de la galera que hace el servicio de transporte entre nuestra ciudad y General Lavalle, de donde es vecino, intentó pasar al salón de baile con el fin de divertirse; pero la dueña de casa trató, como otras tantas veces persuadirlo de que debía esperar hasta las doce, hora en haría cerrar la casa y desalojar a algunas personas que por sus antecedentes no le inspiraban confianza, y entonces decía: «podrán ustedes divertirse a gusto».

Pero Turconi no obstante aquellas observaciones, manifestó que el mismo derecho que los demás tenía él para divertirse y pasando al salón, en el momento mismo en que penetra en él y se dirigía a sacar una de las bailarinas, interceptándole el paso Gregorio Carrasco, con quien tuvo un cambio tan rapidísimo de palabras que nadie ha podido escucharlas ni darse cuenta del origen que los motivó, quedando todos sorprendidos con la detonación de un tiro que fulminó de muerte a Turconi.

La dispersión se produjo incontinenti, quedando sólo en el pavimento el cuerpo de la víctima.

El proyectil que causó la muerte del pobre joven penetró entre el lagrimal y pómulo derecho, alojándose en la masa encefálica. Carrasco que huyó junto con los demás concurrentes no ha sido capturado aún, pero se espera que antes de la noche será apresado.

Turconi tiene familia en General Lavalle, a quien se ha hecho saber de lo ocurrido.

La policía local, ha dado comienzo a instruir el sumario correspondiente, citando para el efecto a las personas que se hallaban presentes.

Agregan los detalles policiales que se pretende hoy hacer declarar a una de las mujeres, diciendo que la víctima hizo un disparo cuando el hecho es completamente falso pues el revólver de Turconi, si bien es cierto que le falta un tiro, no está en él la cápsula ni hay indicio alguno en el cañón que haga presumir que se ha hecho fuego, pues este está perfectamente limpio y sólo contiene esa pelusa que se adhiere al rayado del cañón cuando se lleva en la cintura, pareciendo que con esto se pretendiera justificar una agresión por parte de la víctima.

 

  • (1) publicado en el Diario “La Tarde” del lunes 16 de junio de 1902.

 

Nota: primera publicación de Miliki Fortini en “Diario Compromiso”, realizada el 3 de marzo de 1997.

Compartir Articulo
Deja un comentario
error: Si desea compartir esta nota utilice los íconos que aparecen en la página. Muchas Gracias. Copyright © www.compromisodiario.com.ar
X