Ad image

Etchevarren culmina una Gestión en la que priorizó la construcción de su poder político

Federico Sabalette
Federico Sabalette
5 Minutos de lectura

El Intendente Camilo Etchevarren culmina 16 años ininterrumpidos en el gobierno municipal, caracterizada su gestión por el oscurantismo y basada primordialmente en la construcción de un poder político con base en una estructura de prebendas para con sus funcionarios cercanos, de crear cargos políticos para refugiar a segundas líneas de su sector político, o elevando la planta de empleados municipales a niveles innecesarios y nunca antes vistos, como también alimentando a muchos dolorenses e instituciones en forma permanente con subsidios, fomentando un círculos de proveedores (¿socios?) que más allá de los negocios le servían para acrecentar su sustento de gobierno.

Esta descripción, que no es quizás lo cruda que debiera ser, la hemos venido sosteniendo desde 2011 a partir de los claros desmanejos de su Administración, que encontraba respaldo en la inacción del Concejo Deliberante en los controles que debía realizar, a lo que sumaban Ordenanzas que buscan por sobre todo respaldar los pasos dados por el Jefe Comunal sobre proyectos, gastos e inversiones, que en nombre de los dolorenses terminaron llenando los bolsillos de un selecto séquito de favorecidos comerciantes, algunos de ellos proveedores exclusivos, que al calor del dinero público se transformaron en importantes empresas aún en épocas de una convulsionada economía como es la que vive nuestro país desde hace muchos años.

El proyecto emblema de Camilo Etchevarren, las Termas, les ha costado a los dolorenses miles de millones de pesos, porque su explotación resulta claramente deficitaria y siendo su futuro incierto, porque el Intendente Etchevarren avanzó prioritariamente e interesadamente con el tema inmobiliario sin tener los estudios o la valoración del elemento clave, el agua termal y su disponibilidad.

Una y otra vez se realizaron perforaciones para obtener agua termal, pese a lo cual aún hoy -aunque el Municipio no lo diga-, lograr el caudal necesario para las instalaciones de las piletas propias o la que debe suministrar por contrato a un hotel demanda incesantes fondos y así todo no está asegurado.

En cuando a la Administración en sí, prioritariamente Etchevarren se preocupó de llenar de prebendas a sus funcionarios políticos cercanos, de nombrar con jugosos haberes a cuanto pariente suyo y de estos se pudiera imaginar, con contratos que repiten nombres y nombres y que siempre superaron holgadamente lo que cobraban los municipales, a la par que las dudas se esparcen sobre si algunos realmente trabajaron para la Municipalidad, y esto lo decimos porque trascendieron casos detectados con nombre y apellido, de quienes por estas horas se estarían presentando en distintas áreas diciendo que lo son empleados aunque nunca antes habían concurrido a prestar función alguna en esos lugares.

Es de señalar que el festival de subsidios que otorgó el Jefe Comunal saliente no cabe en la imaginación de nadie, algunas Instituciones funcionaban solo por sus dadivas con el dinero público, hasta supo pagarle internet y televisión a una de estas cuya actividad desarrolla particularmente muy pocos días al mes.

Pero todo llega a su fin, Etchevarren deja la Gestión Municipal y pasa a ser muy a pesar suyo un ciudadano común, quien quizás deba ahora a comenzar a dar cuenta de muchas de sus decisiones de gobierno sin contar con el poder que detentaba o el que le “daba la billetera”, y sin tener además el amparo de la política sectorial o de algún alto funcionario de la Procuración provincial.

A partir de la publicación parcial de sus Decretos hay mucho para revisar, sólo cabe esperar y ver si las nuevas autoridades concretan la decisión de auditar la gestión del gobierno de Etchevarren, a partir de lo que sobre las Termas ha trascendido.

Y de esto hay que decir, que no se trata de perseguir al Intendente saliente, sino de comprobar y hacer público si fue un buen funcionario o no, y de darse este último caso el por qué.

Compartir Articulo
Deja un comentario
error: Si desea compartir esta nota utilice los íconos que aparecen en la página. Muchas Gracias. Copyright © www.compromisodiario.com.ar